jueves, 19 de noviembre de 2009

Zarzuela moderna

Descubro dos nuevas webs sobre Madrid: Madrid me mata y Somos Malasaña. A esta última pertenece el siguiente fragmento sobre la Plaza de la Luna:

Una mujer se tambalea mientras canta con aspaviento de gran dama Y los chicos del barrio le llamaban loca, su concurrencia: un anciano de garrota que no entiende nada y, sentado a su lado, un muchacho subsahariano que no entiende el español. Al otro lado de la plaza el pintarrajeado ascensor del aparcamiento da cobijo a una prostituta de cierta edad que saluda cordialmente a un vecino, que viene de comprar en el Sabeco de enfrente. Un Sabeco regentado por chinos. No cabe duda de que la plaza de Luna ofrece buen material para un sainete moderno, podría resultar entrañable si no mediara tanta miseria.


Lee el artículo completo aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada